Blog

Blog › Sistemas de seguridad perimetral para exteriores

 

Sistemas de seguridad perimetral para exteriores

Ser capaces de detectar de manera temprana una intrusión en el exterior de un recinto es indispensable para poder responder con la rapidez adecuada y conseguir una resolución positiva del incidente. Contar con un buen sistema de seguridad perimetral es un requisito básico para lograr un efecto disuasorio realmente eficaz y, por lo tanto, mejorar el nivel de protección de cualquier espacio.

 

¿Qué es un sistema de seguridad perimetral?

Los sistemas de seguridad perimetral son dispositivos de detección de intrusiones que se instalan en el exterior de un edificio o parcela. Pueden funcionar por infrarrojos o microondas, entre otros elementos.

¿En qué se diferencian de los sistemas de alarma habituales? Ambos detectan intrusos, pero en el caso de la seguridad perimetral su principal objetivo es la prevención de daños. Por eso, la localización se hace fuera de la zona protegida.

 

Por qué es necesario disponer de un sistema perimetral de videovigilancia

La instalación de este tipo de sistemas de seguridad perimetral encajan dentro de una concepción integral de la protección de un edificio, que incluye acciones de detección, disuasión y comunicación orientadas a una intervención efectiva en un incidente.

La gran ventaja de la seguridad perimetral es que implica una detección temprana de un intento de robo, lo que genera una alarma de seguridad que evita la comisión del delito. Su efecto disuasorio provoca habitualmente que los intrusos huyan y también proporciona el tiempo necesario para que los profesionales de la seguridad puedan reaccionar antes de que se produzca el daño.

 

 

Qué aspectos hay que analizar antes de escoger un sistema de vigilancia perimetral

A la hora de elegir un sistema de seguridad perimetral para una empresa o vivienda es necesario tener en cuenta el tipo de riesgo potencial al que se enfrenta el punto vigilado. Trabajar con expertos en el tema permite crear un proyecto personalizado de seguridad, que se adapte a las necesidades de cada instalación. De esta manera, también se reducirá el número de falsas alarmas proporcionado por el sistema, uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de valorar sus resultados.

Conocer los distintos tipos de sistemas de seguridad perimetral que pueden instalarse permite valorar cuál encaja mejor en cada espacio:

 

  • Sistemas de seguridad perimetral por barreras infrarrojas: se basan en una parte transmisora y una receptora, que reciben alimentación desde un panel de alarmas. Entre ambas barreras hay una distancia que va de los 5 a los 300 metros, dependiendo del dispositivo instalado. Además, cuanto más grande es la distancia, mayor número de haces de luz infrarroja tienen. Este tipo de barreras se instala en el mismo perímetro de la propiedad y puede usarse para proteger medianeras, ventanas, jardines… Eso sí, es importante tener en cuenta el modo de instalación para evitar posibles falsas alarmas, sobre todo en las casas con mascotas. En el caso de los sistemas por cableado, es necesario también asegurar su estabilidad para evitar movimientos accidentales con el mismo resultado.

 

  • Detección perimetral por sensores de movimiento de exterior: este sistema se basa en la energía infrarroja que desprenden los cuerpos. Se orientan hacia afuera de la propiedad, por lo que su instalación es bastante sencilla. Hay que tener en cuenta que existen modelos con diferentes alcances y características concretas, como la detección de mascotas o la inmunidad a tapado. De todos modos, es importante elegir un modelo de calidad, ya que las fincas con muchos árboles, animales o los lugares donde hace mucho calor pueden propiciar falsas alarmas en este tipo de sistemas de seguridad.

 

  • Dispositivos por cable microfónico: captan sonidos o vibraciones y los transmiten como impulsos eléctricos a una central. En estos casos, se recomienda dividir el perímetro en zonas y contar con diversas unidades de control, que se conectan a una unidad de monitoreo o un panel de alarma.  De esta manera, si se produce una alarma será más fácil acudir al punto adecuado. Con los sistemas de cable microfónico, la detección temprana de intrusos es fácil, pero es importante señalar que la vegetación cercana puede ser causa de falsas alarmas. Igualmente, para poder reaccionar con rapidez y eficacia, es importante que se fragmente mucho el perímetro a controlar.

 

Analíticas para videovigilancia y seguridad perimetral

La videovigilancia a través de cámaras térmicas o de día es otra de las opciones de seguridad perimetral más usadas. Para mejorar la eficiencia de los dispositivos instalados es necesaria la aplicación de sistemas de analítica de vídeo, que reducen la tasa habitual de falsas alarmas y permiten también una reacción mucho más rápida ante una posible situación de peligro. Las analíticas de vídeo de Grekkom se adaptan a los sistemas de videovigilancia de seguridad perimetral, teniendo en cuenta sus características básicas.

El sistema Sentinel para cámaras de día y noche sirve para detectar intrusiones en todo tipo de áreas de acceso restringido. Es capaz de diferenciar los objetos según el tamaño y clasificarlos según sean animales, personas u objetos.

El sistema Sentinel Thermal de analítica de vídeo se aplica en sistemas basados en señales térmicas. Hace un análisis automático 3D de las radiaciones emitidas y es capaz de detectar tanto intrusiones como objetos abandonados.

Finalmente, merece la pena destacar el sistema de analítica de vídeo Sentinel SPSA de Grekkom, que puede usarse tanto en cámaras térmicas como en las de día y noche. Además, sus alarmas son aplicables en todo tipo de zonas residenciales y pequeñas instalaciones.